Inicio » Brevísimo » TOMAD, SEÑOR…

TOMAD, SEÑOR…

 

    Aquel niño entregó a Jesús cuanto tenía: cinco panes y dos peces. No se guardó nada para sí. Ten por seguro que, si hubiese entregado cuatro panes y un pez y medio, no habría habido milagro.

    Cuando acudas a misa, recoge allí todas tus potencias y sentidos. Deposita en el altar cuanto eres y cuanto tienes, sin reservarte nada: “Tomad, Señor, y recibid, toda mi libertad. Mi memoria, mi entendimiento, y toda mi voluntad” (Oración de S. Ignacio). Y entonces tu vida, unida a la de Cristo y con ella ofrecida al Padre en la patena, redimirá las almas de aquéllos por quienes rezas y después alcanzará a la Humanidad entera.

(TP02V) 

Libros digitales:

 

 

 

 

 

Colabora al mantenimiento de la página:

Reciba el blog en su buzón:

Introduzca su dirección de correo:

Recibirá las actualizaciones del blog en su correo electrónico

Archivos

enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad