• Espiritualidad digital

El Mar de Jesús de Nazaret (El Lago de Galilea en los relatos evangélicos)

He escogido el Lago de Galilea como motivo para este libro porque se trata de un escenario especialmente evocador en la vida de Cristo. Cuanto allí sucedió, cada gesto y cada palabra, parecen cuidadosamente escogidos por Jesús como parte de lo que fue la primera catequesis de la Historia.

Esas aguas hablaron al Hijo de Dios, y Él quiso servirse de su elocuencia como de un acorde que acompañara su enseñanza. Al igual que el Monte Tabor o el Huerto de los Olivos, fue un escenario buscado a propósito por Él. Cuando allí estuvo, nada dejó Jesús al azar: cada gota de agua y cada golpe de viento forman parte de una sinfonía divina.

En la primera parte del libro, dejaremos hablar al escenario: las orillas, la barca de los pescadores, las tormentas, la noche, la pesca… Después, en la segunda parte, contemplaremos siete escenas que allí tuvieron lugar: la oración de Jesús al amanecer, el discurso pronunciado desde la barca de Pedro, la primera pesca milagrosa, la llamada de los cuatro primeros a orillas del lago, la tormenta calmada, la visión del Señor caminando sobre las aguas, y, finalmente, la aparición de Jesús resucitado y su reencuentro con Pedro.

Podéis adquirir la edición digital del libro en Amazon o en iTunes al precio de 3,49 €. La edición en papel está en camino. En cuanto se publique, tendréis aquí toda la información.

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.

El Acusador de nuestros hemanos

En el libro del Apocalipsis, el Demonio es también llamado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba ante Dios día y noche (Ap 12, 10). Con razón. «Satán» significa «fiscal». Y, en el libro de Job, Satanás tiene un puesto en la corte de Dios: precisamente, el del fiscal, el encargado de acusar a los hijos del Altísimo.

El acusador basa su alegato en hechos reales. Recoge cuanto encuentra de reprobable en el acusado, y se lo lanza a la cara a él y al juez. Pero quien sólo escuchase al fiscal recibiría una versión sesgada, y, por lo tanto, falsa, de la realidad. Es preciso escuchar también al abogado si se quiere conocer la verdad completa.

Cuando los medios de comunicación tan solo se refieren a la Iglesia para mostrar los terribles pecados de algunos sacerdotes, y lo hacen de manera insistente y reiterativa, esos medios de comunicación están realizando la labor del fiscal (¿cómo no ver detrás de esas campañas al «Acusador de nuestros hermanos»?). Dicen la verdad, porque los hechos que destacan en sus titulares son ciertos. Pero mienten, porque ofrecen una imagen sesgada de la Iglesia, como si, para mostrar mi casa, alguien se limitara a fotografiar el cubo de basura.

La Iglesia es mucho más que su cubo de basura. En la Iglesia hay miles y miles de hombres y mujeres que dan la vida generosamente por Dios y por sus hermanos. Religiosos y religiosas, sacerdotes y seglares, que, llenos de amor a Dios y al prójimo, entregan cuanto tienen sin esperar nada a cambio. En más de veintitrés años de sacerdocio, jamás he conocido un caso de pederastia o de abusos sexuales por parte de ningún sacerdote de mi entorno. A gran parte de quienes ahora leen estas líneas les sucederá lo mismo. No negamos que haya sucedido lo que está saliendo a la luz; pero debemos gritar que eso, ni es toda la verdad, ni es un fiel reflejo de la Iglesia que conocemos.

Cuando se culpa a la institución del celibato de semejantes crímenes, es preciso responder que quienes los han cometido no han sido, precisamente, personas que viviesen el celibato, sino hombres que han traicionado al celibato. La solución es la contraria: necesitamos sacerdotes que amen el celibato, que lo vivan gozosamente, y que, por eso mismo, sean hombres íntegros, dueños de sus pasiones y entregados a Dios y al prójimo con generosidad.

Bien está pedir perdón por lo que ha sucedido. Pero si toda nuestra respuesta se limita a avergonzarnos y pedir perdón, le acabaremos haciendo el juego al Acusador. Es preciso dar un paso más, y dejar hablar al abogado. Es necesario que hablemos de la Iglesia que conocemos cada uno: la que atiende a nuestros pobres, la que perdona nuestros pecados, la que catequiza a nuestros hijos. Es urgente que se hable, a grandes voces, de los sacerdotes que pasan horas en el confesonario, de los clérigos que viven entregados a sus feligreses, de los religiosos y religiosas que brillan por su pureza y alegría. Si no sale a la luz la belleza de la Iglesia (y esa belleza existe, vaya si existe), estaremos participando, nosotros también, en una mentira.

Junto a ello, el mejor desagravio: una campaña en favor de la santa pureza, un esfuerzo decidido de cada cristiano por borrar, con la limpieza de su castidad, la mancha repugnante con la que los lujuriosos han empañado el brillo de la Iglesia de Cristo.

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.

Evangelio 2018

            

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y lo conseguiréis (Jn 15, 7). Pero lo cierto es que, cuando el alma paladea un día tras otro las palabras del Señor, cada vez se desean menos cosas, hasta que sólo se desea una: al propio Dios. Y, ante ese deseo, el Señor no se resiste, y se entrega por completo.

No tienen otro propósito estas páginas que el ayudarte a saborear, cada día, las palabras del Señor. Se trata, como en años anteriores, de una selección de comentarios tomados del blog Espiritualidad Digital, y orientados a facilitar la oración de quienes vivimos en medio del mundo, y nos movemos al ritmo que el mundo se mueve. Por ello son comentarios breves, centrados en lo esencial, como una llamada a la contemplación que se prolongue durante toda la jornada. Que también quienes pasamos el día en movimiento podemos, y debemos, ser contemplativos.

Este año he añadido, al final del libro, un último capítulo con un sencillo devocionario. Se trata, principalmente, de oraciones relacionadas con la liturgia: preparación a la misa y acción de gracias, oraciones a la Trinidad y a la Virgen, etc. Se trata de un sencillo complemento que espero sea de utilidad.

Adelanto este año la promoción a octubre, porque la editorial Cobel está realizando una magnífica labor con la edición en papel de este libro, y ha lanzado una oferta que os beneficiará a muchos. Quienes adquiráis más de trescientos ejemplares podréis hacerlo al precio de 2,49€. Por eso, sí tenéis pensado distribuir este pequeño libro en vuestra parroquia, vuestro centro catequético, o vuestro colegio, tenéis aquí una espléndida ocasión. Podéis consultar toda la información en este enlace.

En cuanto a la edición digital, continúa, como en años anteriores, al precio de 0,99€, y está disponible en las plataformas de iTunes y Amazon.

Espero que estas páginas puedan acompañaros y ayudaros durante todo 2018. Sobre todo, espero que os abran caminos hacia Cristo. Tened por seguro que cuanto en ellas hay escrito, antes que a vosotros, me ha ayudado a mí.

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.

Liber Gomorrhianus o «Libro de Gomorra», de san Pedro Damián

En el siglo X, tras la caída del Imperio Romano, la llegada a Europa de los pueblos bárbaros, y la conversión masiva y superficial de estos pueblos, la Iglesia se encontró a sí misma formada por una inmensa multitud de hombres bautizados que mantenían las costumbres depravadas con que habían vivido lejos de la Fe. El «retroceso moral» dentro del rebaño de Cristo fue terrible; ahora el enemigo estaba dentro, y, además, estaba bautizado. Pero no estaba, ni mucho menos, convertido.

Entre los clérigos se empezó a hablar de pecados nuevos, como la simonía o el nicolaitismo, desconocidos hasta entonces o restringidos a personas particularmente perversas, que se hicieron, de la noche a la mañana, moneda común entre varones ordenados. Accedieron a las sagradas órdenes hombres incapaces de controlar su sexualidad, y esclavizados por prácticas depravadas y bestiales.

El «Liber Gomorrhianus», de san Pedro Damián, es la denuncia más sincera y triste de cómo la moralidad, entre los clérigos, se desmoronaba, alcanzando límites insospechados hasta entonces. Pero, a diferencia de las respuestas violentas que habían surgido entre algunos fieles, este tratado marcó un punto de inflexión en la caída en picado de la moralidad clerical.

He procurado, con mayor o menor éxito, realizar una traducción que pueda leerse con fluidez en español, y cuya comprensión sea asequible para un lector medio. Mi principal empeño ha sido trasladar con fidelidad el sentido de las palabras del santo. Pero también he querido esforzarme por dotar de cierta elegancia a la prosa castellana de la traducción. Si lo he logrado o no, corresponde al lector decidirlo. En todo caso, mi deuda con san Pedro Damián la estoy saldando como puedo. Y espero que, en el cielo, valoren más mis deseos que mis logros.

El libro, por el momento, sólo se ofrece en formato digital. Está disponible en Amazon y en iTunes al precio de 3,49€.

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.

Evangelio 2017

portada-web          portada-papel-web

El año pasado, por estas fechas, salía a la venta Evangelio 2016, una recopilación de las entradas del blog Espiritualidad Digital adaptada a cada día del año que por entonces estaba punto de comenzar.

Puesto que el libro ha tenido una buena acogida, he preparado su continuación para el año próximo: Evangelio 2017. El esquema es el mismo: cada día del año el lector podrá encontrar el texto del evangelio del día y un comentario tomado de mi blog Espiritualidad Digital.

Evangelio 2017 sale a la venta en dos formatos:

La versión digital está disponible, como siempre, en iTunes y en Amazon por el precio de 0,99 €. Cuenta con la ventaja de disponer del texto del evangelio y el comentario sin necesidad de conexión a Internet.

La versión en papel, editada, una vez más por Cobel, podéis adquirirla aquí o solicitarla en las librerías religiosas. Se publica a un precio de 4,95 €, pero hay descuentos disponibles a partir de 50 ejemplares.

Una vez más, espero que este trabajo pueda ayudaros en vuestra oración diaria y en la escucha de esa palabra que Dios pronuncia para nosotros cada día.

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.

La Santa Misa y el Divino Protocolo

La Santa Misa y el Divino Protocolo           portadapapelweb

    «No puede amarse lo que no se conoce. Muchos cristianos que tienen un conocimiento elemental de Dios y de su Hijo, y que aman realmente a Jesucristo, sin embargo desconocen por completo la esencia de la misa y el significado de sus ritos. Al no conocer, no pueden tampoco amar. Y la misa se vuelve opaca, densa, impenetrable… aburrida. Si fuera una película, diríamos que es preciso ser un héroe para soportar cada domingo la misma película, cuyo comienzo y final son siempre idénticos, en la que no hay acción, ni disparos, ni besos, y en la que lo único que cambia, de un domingo a otro, son unas lecturas difíciles de entender y una homilía que la mayor parte de las veces carece de interés.

    Tenemos muchos héroes en nuestras iglesias los domingos. Pero sería preferible llenar de santos los templos. Por eso, este breve libro quisiera aportar al lector medio un conocimiento básico sobre  la esencia de la misa y el significado de sus ritos. Sé que son miles los libros que han tratado de proporcionar lo que aquí se ofrece. Tomémoslo como un nuevo intento. Y valdría la pena intentarlo un millón de veces hasta conseguirlo, porque es tan precioso el Don que en la misa se derrama, que inspira mucha lástima el que tantas personas salgan del templo sin haberlo gozado.»

(De la introducción de La Santa Misa y el Divino Protocolo)

    Prácticamente, en estos dos párrafos, está todo dicho. Este breve libro quiere ser una ayuda para conocer los distintos ritos que conforman la Santa Misa, como una guía para recorrer la celebración eucarística aprovechando cada instante. Está escrito pensando en un cristiano a quien los sacerdotes conocemos bien: el feligrés de misa de doce. Pretenden estas páginas ayudarle a disfrutar de la celebración dominical y a abrirle horizontes que lo inviten a ir más allá, a una relación de verdadera pasión por la Eucaristía. Que lo consigan o no está por ver. He tratado de hacer amena la lectura, sazonándola con toques de humor, pero sin renunciar a calar hondo en los momentos en que es necesario.

    La edición digital está disponible en las plataformas habituales: iTunes y Amazon, por el precio de 2,99 €. La edición impresa corre a cargo de la editorial Cobel, y podéis adquirirla aquí por el precio de 12,50 €.

    Si este libro pudiera ayudar a alguien, al menos, a gozar un poco más y un poco mejor del acontecimiento más relevante en la vida de un cristiano, daré por bien empleado el tiempo y el trabajo que me han costado escribirlo. Espero que así sea…

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.

Evangelio 2016

Evangelio 2016

   No es tan difícil escuchar a Dios. Lo que ocurre es que mucha gente ignora que a Dios se lo escucha con los ojos.

   Por ejemplo: cada día del año nos regala el Señor unas palabras, un discurso con el que su voz marca esa hoja del calendario. Si no las escuchamos, la jornada siguiente habrá otras, pero ésas las habremos perdido. Me estoy refiriendo al evangelio de la misa diaria. De poco aprovecha escucharlo con el oído durante la celebración eucarística, si antes no lo hemos escuchado con los ojos y con la fe mediante una lectura atenta y meditada de esas palabras.

   Este libro quiere ser una ayuda para quienes desean escuchar a Dios cada jornada. Contiene la lectura del evangelio correspondiente a todos los días del año 2016. Y, junto a esa lectura, unas breves palabras que puedan ayudar a su meditación.

   Está escrito, principalmente, para seglares que viven y trabajan en este mundo y en este tiempo, en 2016. Por eso se publica en papel –la magnífica edición de Cobel puede tenerse en la cómoda, junto a la cama– y en formato digital –para hacer fácil su lectura en el tren, en el metro o en el autobús (conductores de automóvil, abstenerse, por favor)–. Bastan cinco minutos para leerlo cada día o cada noche. Las restantes 23 horas y 55 minutos del día… Dependerá de cómo se hayan empleado y aprovechado, con la ayuda de Dios, esos cinco minutos.

    Los textos están tomados de artículos de mi blog «Espiritualidad digital» (www.espiritualidaddigital.com)

   La edición en papel la podéis adquirir en la web de la editorial Cobel al precio de 5,95 € o en vuestra librería más cercana (si no está allí, encargadla y la traerán). La edición digital la tenéis en las plataformas de iTunes y Amazon, como de costumbre, al más que asequible precio de 0,99 €.

José-Fernando Rey Ballesteros, pbro.